Como emplear los masajes para crear el mejor ambiente para el sexo

Realmente los masajes en un ambiente adecuado son capaces de convertirse en una práctica sexual altamente satisfactoria para cualquiera, ya que dicho acto es ideal para que una persona disfrute de todos los sentidos en el sexo, ya que la idea no es ir directo al acto sexual sino de primero dar amor, realizar caricias, de tocar poco a poco el cuerpo de la persona con la que quieres estar sexualmente, en sí está es claramente una demostración de afecto muy importante en estos momentos, ya que este simple acto le demuestra a tu pareja el cariño tan profundo que sientes por ella, pero además es un acto que sin duda alguna termina en coito y en orgasmos profundos, que es lo que todos buscamos siempre.

Claramente existen momentos en los que nosotros mismos debemos encender la pasión en nuestra pareja, no debemos esperar a que esta sea siempre la que tome la iniciativa en estos momentos, por ende los masajes eróticos son la solución perfecta, ya que este tipo de masajes son ideales para demostrar amor pero a la ves para darle a entender a nuestra pareja rápidamente que nos apetece hacer el amor pero de una manera más delicada donde ambos podamos quedar 100% satisfechos, ya que hay que tener en cuenta que este tipo de masajes es ideal para aliviar el cansancio y la tensión por ende lograremos dejar en plena relajación a nuestra pareja, lo que significa que esta podrá disfrutar placenteramente cada posición que se realice en el acto sexual, es por ende que a continuación te explicaremos como preparar el ambiente ideal para ello.

Al igual que en el sexo este tipo de masajes deben realizarse en un ambiente especial, tranquilo, agradable e íntimo, e incluso en un lugar cálido si hace frío o en un lugar fresco si hace calor, además será necesario que crees un ambiente romántico, para ello es ideal que prendas velas, enciendas algunas esencias aromáticas, te pongas perfume en la piel y pongas una música perfecta para el momento, una que no sea muy movida pero que tampoco sea muy relajante, ya que esta puede provocar sueño, pero obviamente no puedes olvidarte de los aceites especiales para esta ocasión tan importante.

Cuando comiences con el masaje trata de que en el frotamiento deslices las palmas de tu mano sobre la piel, como echando el peso de tu cuerpo sobre ellas, además con las manos un poco curvadas trata de friccionar el cuerpo pero con un movimientos suaves, es importante que con la ayuda de las articulaciones de tus dedos realices movimientos circulares, para que puedas aliviar la tensión muscular por ejemplo en la zona de la columna, pero sin hacer contacto directo con esta misma, también será ideal que des una serie de golpes suaves con las palmas de las manos o con los puños, pero además es importante que sepas que los movimientos tienen que ser siempre regulares como rítmicos y que debes empezar en una zona del cuerpo y de ahí partir a las diversas zonas del cuerpo.